Cambio de moda en la joyería

"Llevamos vestidos de crepé blanco recortados con cinta de satén y los corpiños y mangas manchadas con cuentas blancas. . . Jueves por la noche, peines Pearl, collares, pendientes, y broches. . . El martes por la noche tuvimos muselina sprigged. . . adornos de oro y flores en nuestras cabezas y el viernes llevamos vestidos de gasa amarilla sobre satén, cuentas en nuestras cabezas y adornos de perlas"
Fanny Austen-Knight

Durante la época de Jane Austen, las joyas de La Regencia se volvieron mucho más simples que antes. Mientras que las joyas de la familia todavía eran apreciadas y las mujeres todavía llevaban los collares, pulseras, pendientes, broches y de lo que estaban acostumbrados, piedras semipreciosas también se hicieron a favor. Muchas joyas se restablecieron, especialmente como broches y alfileres que se utilizaban para fijar mangas, sobrevestidos y trenes.

Cameos también entró en favor, siendo apreciado por la emperatriz Josefina de Francia. Junto a los cameos en popularidad, vinieron granates, luego diamantes, esmeraldas, topacio y coral, todos ahora fácilmente asequibles para la floreciente, nueva clase media. Los collares cruzados se hicieron populares para el uso diario (uno recuerda fácilmente la agonía de Fanny Price sobre encontrar una cadena que se ajuste a su nuevo colgante) así como cadenas de oro liso. Las perlas, una de las dos plantas favoritas, se utilizaban no sólo en los collares, pendientes y pulseras (Dolly Madison llevaba un conjunto entero, un regalo de su marido, a su bola inaugural) sino también como adorno para prendas y turbantes. Las joyas también se utilizaban para acentuar los arreglos de cabello de inspiración griega populares en ese momento.

Bandeaus y otros tipos de diademas podrían ser liberalmente decoradas con ellos, para el uso de la noche. Otro tipo de joyas de regencia para ponerse a favor durante la Regencia eran relojes de medallón, como un escritor describió, "[pequeños relojes] son usados por unas pocas bellezas, en sus pechos, no más grande que una media guinea redonda." Los relojes de los hombres también se pueden utilizar con el vestido o abrigo tipo redingote (abrigo). Fanny Knight Austen ¿Disfrutaste de este artículo? Visite nuestra tienda de regalos y escapar en el mundo de Jane Austen para joyas exclusivas!

1 comentario

I love Georgian and Victorian jewellery – so much nicer than most of the modern styles, and there is always the wish that the items could speak – I wonder what tales some of them could tell us! Jewellery is so very personal, and can give you clues about the personality of the wearer.

I often wonder what ‘old-fashioned jewels’ of her mother’s Elinor took to the jewellers in London (in ‘Sense and Sensibility’) and what was the outcome of her negotiations with the jeweller, I wonder? This ws on the never to be forgotten occasion when she discovered that she was in the company of the very superior Mr Robert Ferrars, but he was far too busy concentrating on the design of his new gold and pearl toothpick case to give her much of his notice!

Margaret Mills noviembre 05, 2021

Mensaje

Todos los comentarios se moderan antes de ser publicados