The Bandeau: diademas, estilo Regency

The Bandeau: diademas, estilo Regency

Durante la era de Austen, los líderes de la moda buscaron inspiración en el pasado. Cualquier cosa que se pareciera a la antigua Roma o Grecia estaba destinada a ser popular, desde sandalias y vestidos de ninfa, hasta cortes de pelo cortos para damas, como el Titus o Bruto. La mujer de este cuadro de Pompeya lleva un bandeau de cinta estrecha. Un accesorio que siguió siendo popular desde finales de 1700 hasta mediados de 1800, fue el bandeau (plural= bandeaux). El nombre proviene de la palabra francesa para "tira" e implicaba envolver una cinta, perlas o un trozo de tela a través del peinado o alrededor de la cabeza (a veces incluso en la frente). El resultado fue a menudo diseñado "à la Grecque", sin duda realzando aún más su atractivo. Los vestidos de enero de 1795 de The Gallery of Fashion muestran una variedad de peinados bandeau. Aunque la moda actual tendía a faldas más estrechas en la década de 1790, los requisitos para la vestimenta de la corte se mantuvieron sin cambios. Los aros y las plumas eran necesarios para ganar una entrada para ver a la reina y las damas de la época luchando por incorporar ambos en sus guardarropas que marcan tendencia, como lo ilustra esta placa de moda de 1799. Vestido de corte, 1799 El estilo también era lo suficientemente común como para usarlo en casa, con la familia, como en este retrato: Madame Raymond de Verninac por Jacques Louis David, 1798-99. Tenga en cuenta el sencillo bandeaux que se usa en este detalle de una pintura (1801) de una mujer mirando a través de un portafolio artístico:  Retrato de Constance Mayer, 180. A medida que los estilos de vestidos cambiaban con los años, las mangas, los dobladillos y la cintura subían y bajaban, el estilo bandeau siguió siendo popular. Este retrato sin título muestra a dos señoritas con una fecha estimada de 1805-1815. En 1812, las revistas de moda todavía promocionaban el bandeaux, la tela o las piedras preciosas, como la prenda de pelo preferida: 1812 La Belle Assemblee, vestido de noche y bandeau, que enmarca los rizos maravillosamente. Usar joyas como bandeaux era popular entre quienes podían pagarlas. Las perlas eran una opción común, como las que se muestran aquí. Retrato sin fecha de Elizabeth Alexeievna por Elisabeth Vigée Lebrun. El pañuelo con joyas que se muestra a continuación (que se usa en la frente) probablemente fue un regalo de bodas (y parte de un juego completo de amatistas) para la princesa Auguste Amalia de Baviera, en su matrimonio en 1806 con el hijastro de Napeoleon, Eugene. La princesa heredera Josefia de Suecia con un traje de corte sueco y un bandeaux con joyas. El bandeaux en este conjunto también se separó en dos pulseras y un broche. ¡Qué listo! Ellos (aunque no el retrato) me recuerdan el comentario de Jane Austen a Cassandra, escrito en 1800, sobre un conocido mutuo, conocido en un baile local,
"Había muy pocas bellezas, y las que había no eran muy guapas. La señorita Iremonger no se veía bien, y la señora Blount era la única muy admirada. Se veía exactamente como en septiembre, con el mismo rostro ancho, bandeau de diamantes, zapatos blancos, marido rosa y cuello gordo ".  EL DEPÓSITO DE MODAS DE ACKERMANN, ABRIL DE 1829.
ACKERMANN'S
En 1829, Repositorio de Ackermann seguía citando el bandeaux, aunque esta vez, en la frente, como el colmo de la moda:
Los adornos para el cabello son de diversas descripciones; las flechas son muy solicitadas, se usan en oro, perlas, camafeos, piedras de colores y diamantes; a veces dos se cruzan en el cabello, y sus adornos siempre se corresponden con los de los bandeaux en la frente. Los alfileres de perlas, las perlas engastadas de modo que tengan algo de apariencia de pequeñas plumas, también están a favor; son muy largos; dos o tres arreglados en gerbe, y entremezclados con lazos o rizos de cabello. El peinado se completa con un bandeau de perlas o un ramo de flores, colocado muy atrás; largas ramas, compuestas de follaje dorado mezclado con bayas silvestres o bellotas en oro, o gemas de colores, colocadas entre largas plumas de avestruz o marabous, forman un peinado extremadamente elegante. Una sola flor, compuesta de diamantes o gemas de colores, con su follaje de oro exquisitamente labrado, es un adorno favorito para el cabello; siempre se coloca cerca de la sien izquierda. El peinado se completa con plumas o peinetas con pedrería; las mariposas en diamantes, o piedras de colores, están más favorecidas que nunca como adorno para el cabello; los colores de moda son vapeur, eminence, vert Irlandais, varios tonos de marrón, rosa y lavanda, y azul celeste; este último es el color favorito de la duquesa de Berry, y está muy solicitado.
La diadema moderna de hoy es sin duda una reliquia duradera del bandeau. Pruebe uno usted mismo, la próxima vez que necesite agregar pizzaz a su updo Regency.

Mensaje